(1 Reyes 19:19-21)

Elías pasó por el lado de Eliseo y le echó su manto, así que Eliseo decidió dejarlo todo y seguirlo inmediatamente cuando fue tocado por ese manto. ¿Qué representaba el manto de Elías? ¿Qué tenía ese manto? ¿Era el poder de Elías o era el poder de Dios quien estaba cautivando a Eliseo? ¿Por qué un hombre que tenía todo decidió tomar esta decisión? Porque ha sido tocado por el manto del Señor y no puede seguir haciendo lo mismo.

“HA ESCUCHADO LA VOZ DE DIOS, HA ESCUCHADO EL LLAMADO DE DIOS Y CORRE, CORRE DEJANDO TODO ATRÁS EN POS DEL SEÑOR”.  

Durante el viaje pasaron por Gilgal, Betel, Jericó y finalizó en el Río Jordán.¿Dónde te has quedado tú? ¿Te has quedado en el primer viaje donde necesitas encontrarte con Dios para salvación? ¿Estás en Gilgal personal donde necesitas que Dios vuelva a acariciar tu alma para recordarte que Él sigue siendo fiel? ¿Tú corazón está en la idolatría de Betel y necesitas un nuevo encuentro que te deje señalado como Jacob? ¿Estás en Jericó, en medio del desierto, y necesitas que Dios vuelva a abrir manantiales de agua viva? ¿O estás desesperado por la presencia de Dios y quieres una doble porción de Espíritu Santo? Si te encuentras en alguna parada de este viaje, hoy es el momento.

A %d blogueros les gusta esto: